Historia del cóctel Sazerac

ANIMATE Y VALORA EL COCTEL
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars
  • COMPARTIR

Apolinar Román 28.10.2012 Historia de los cócteles 0

La historia del cóctel Sazerac comienza en la antigua colonia francesa Saint Domingue, hoy República de Haití, situada en la parte occidental de la isla La Española, donde también se encuentra la República Dominicana, ésta última, situada en la parte oriental, cuya capital Santo Domingo no debe ser confundida con la antigua Saint Domingue.

[Más información: Ingredientes y preparación del cóctel Sazerac]

Familia Peychaud: El inicio del cóctel Sazerac

La familia Peychaud proveniente de la región de Burdeos, Francia y residentes en Saint Domingue, eran propietarios de esclavos a los que obligaban a trabajar en la plantación de café que éstos poseían en la colonia francesa. En el año 1793, la sublevación de los esclavos de la parte francesa de la isla La Española hizo que los propietarios de las tierras y dueños de los esclavos abandonaran apresuradamente la isla para huir de los disturbios y enfrentamientos ocasionados por éstos, contra sus amos y contra las tropas francesas en pos de su libertad.

Historia del SazeracEn 1813 nace Antoine Amedie Peychaud Jr, al que se bautiza con el mismo nombre de su padre, Antoine Peychaud, quien anima e inculca a su hijo, enseñándole a elaborar amargos medicinales, el oficio de boticario. En el año 1838 cuando Antoine Peychaud hijo cumple 25 años, abre una botica en el número 123 de la calle Real del barrio francés de New Orleans llamada Pharmacie Peychaud, donde Antoine empieza a hacer amargos usando la vieja receta familiar que tantos años se había mantenido en secreto, de la cual nacen los famosos “Peychaud Bitters” patentados por Antoine Jr.

Más tarde la botica se convierte en un punto de encuentro para sus hermanos masones después de las reuniones de la Logia Azul, a la cual pertenecía, fue a éstos y a muchos otros clientes a los que se les vendía en su farmacia un ponche al que él llamaba “tónico medicinal”, que contenía sus propios amargos mezclados con coñac Sazerac de Forge et Fils y endulzado con un terrón de azúcar.

Dicho tónico medicinal llegaría a ser más tarde conocido como el cóctel Sazerac.Los Peychaud, viendo que seguir en Saint Domingue no era seguro y que la vida de toda la familia corría un serio peligro, decidieron abandonar la isla precipitadamente para regresar a Francia. Uno de sus hijos, el más pequeño llamado Antoine Amedie Peychaud de 20 años decide seguir su propio camino y no sigue con sus padres como sí hizo su hermana Lasthenie. Antoine cruza la frontera hacia la vecina Santo Domingo, hoy República Dominicana cuya capital sigue llevando el nombre de la antigua Santo Domingo. Permanece allí durante dos años hasta que en 1795 decide trasladarse como muchos otros refugiados a Nueva Orleans, llevando consigo una receta familiar para hacer un brebaje digestivo “amargos”, una fórmula que su familia había mantenido en secreto durante muchos años. Definitivamente se queda en Nueva Orleans donde con los años llega a ser una persona muy importante y respetada, no obstante en 1822 Antoine empezó a ejercer de juez de paz en la ciudad donde más tarde en 1828 se presentaría a la alcaldía, sin mucho éxito ya que no fue elegido a pesar de conseguir una gran cantidad de votos, eso sí, en 1830 dos años más tarde se convertiría en inspector general para el Estado de Louisiana.

Anécdota: Posible invención de la palabra “cocktail”…

En la elaboración del ponche se utilizaba una huevera (posa huevo) llamada en francés “coquetier”, como medida para dosificar los ingredientes de la mezcla, durante mucho tiempo, e incluso hoy en día son muchos los que creen que este cóctel es el más antiguo y que de él deriva la palabra Cocktail, debido a que la palabra francesa “coquetier” era difícil de pronunciar para los americanos, ya que éstos la pronunciaban (ko-k-tay), y por este motivo la palabra se fue deformando hasta llegar a ser cocktail. Hoy en día creo que la mayoría del mundo sabe que el cóctel Sazerac no fue el primero ni tampoco la palabra cocktail deriva de esta historia, ya que tenemos historias datadas desde mucho antes de que naciera este estupendo cóctel llamado Sazerac.

Expansión del cóctel Sazerac en Nueva Orleans

Debido a la gran popularidad adquirida por la bebida, se empieza a servir en todos los bares de la ciudad, especialmente en uno de ellos, el “Merchants Exchange Coffee House” propiedad de un señor llamado Sewell Taylor. Debido a que Sewell Taylor comienza un nuevo negocio como importador de licores, entre ellos el famoso coñac francés Sazerac de Forge et Fils, y no poder atender el café bar, decide en 1850 vendérselo a Aaron Bird que muy pronto cambiaría el antiguo nombre por el nuevo Sazerac Coffee House creando una gran barra de doce metros y medio de largo, donde más de una docena de camareros no paraban de servir cócteles Sazerac a la gran clientela que allí se concentraba diariamente.

En 1869, Thomas H. Handy adquiere el Sazerac Coffee House y cuatro años más tarde en 1873 también compra los derechos de los Bitters Peychaud. Alrededor de este tiempo, el ingrediente principal del cóctel cambió de coñac francés al whisky de centeno, debido a que este escaseaba por culpa de la epidemia de la filoxera en Europa que arrasó prácticamente todos los cultivos vinícolas de Francia. No se sabe muy bien cuando se incorpora el ajenjo (absenta) al cóctel, pero no tardaría en ser sustituido por un licor anisado llamado Herbsaint, un producto local y por lo tanto fácil de conseguir, por lo que los ingredientes del actual cóctel Sazerac son whisky de centeno, Bitters Peychaud, Herbsaint y un terrón de azúcar. Se cree que el cóctel Sazerac recibió su nombre del Sazerac Coffee House, donde el cóctel fue más divulgado.

SUSCRIBETE

Apolinar Román

Historia de los cócteles RELACIONADOS

  • imagen Historia del cóctel Mint Julep (Julepe de Menta)

    El cóctel Mint Julep (Julepe de menta) es un trago con mucha tradición y con una larga historia, aunque...

    COMPARTIR
    1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

COMENTARIOS (0)

ESCRIBIR COMENTARIO