Café Latte Macchiato: Cómo preparar un café de tres colores

ANIMATE Y VALORA EL COCTEL
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars

Café Latte Macchiato: Cómo preparar un café de tres colores

Apolinar Román 19.12.2011 Cafés 0

latte macchiatoEl café hizo su aparición en Italia en la segunda mitad del siglo XVI, más concretamente en la ciudad de Venecia, por aquel entonces República de Venecia, una ciudad-estado situada en el norte de Italia, junto al mar Adriático. Se dice que el honor de haber sido el primero en introducir el café en Italia, se le atribuye a Próspero Alpino de Padua, un famoso botánico y médico nacido en el año 1553 en Marostica, (República de Venecia), de sus dos carreras su verdadera pasión era la Botánica por lo que no dudó en trasladarse a Egipto en 1580 como médico personal de Giorgio Emo, el cónsul veneciano en El Cairo, para así poder estudiar y conocer mejor las plantas exóticas del norte de África, su estancia en Egipto, que por aquel entonces se encontraba bajo el dominio de los turcos, duró tres años y se dice que a su regreso a Venecia trajo consigo algunas bolsas llenas de semillas de café.

Próspero Alpino de Padua escribió dos libros en latín relacionados con todo aquello que descubrió sobre las plantas exóticas que había estudiado en el norte de África durante los tres años que pasó en El Cairo, De Plantis Aegypti liber publicado en 1592 y De Medicina Egyptiorum en 1591, este último libro contenía la primera referencia publicada de la planta del café en territorio europeo.

Hay otra historia que nos dice que el café fue introducido en Europa durante el asedio de la ciudad de Viena por parte del ejército turco dirigido por el gran visir Kara Mustafá en el año 1683, es decir, cien años más tarde. No sabemos cual puede ser la verdadera historia pero si está claro que Próspero Alpino de Padua fue el primer europeo en hacer referencia de la planta del café en su libro De Medicina Egyptiorum publicado en el año 1591.

No obstante al igual que en Viena, en Italia también podemos disfrutar de la tradición del arte en la preparación de los mejores cafés del mundo. El más popular es el espresso, pero hay muchos otros, como el caffe latte, cappuccino, ristretto, moccaccino o el latte macchiato del cual daré la receta a continuación. El latte macchiato es una bebida que se prepara por capas y es necesario utilizar siempre un vaso de cristal transparente para que estas capas sean visibles, ya que esto es lo que hace a este magnífico café diferente y espléndido.

Latte macchiato

Ingredientes

  • Leche entera
  • Café espresso
  • Espuma de leche
  • Azúcar

Preparación

latte-macchiato

La preparación aunque parezca difícil no lo es, simplemente coger un poquito de practica a la hora de calentar la leche para hacer la espuma. Para empezar tenemos que tener leche previamente enfriada en la nevera, para calentarla podemos usar una jarra o directamente en el vaso donde vayamos a servir el latte macchiato, ponemos más o menos medio vaso de leche, introduciremos el vaporizador de la cafetera express aproximadamente medio centímetro por debajo de la superficie de la leche y siempre ligeramente inclinado hacia un lado con el fin de que el vapor haga girar la leche y se forme la espuma, haremos que la espuma alcance o sobrepase el borde del vaso, nunca tenemos que sobrepasar los 65 grados ya que las burbujas serian demasiado grandes y la espuma tendería a desaparecer, una vez tengamos el vaso con la leche y la espuma, haremos un café espresso y con ayuda de una jarrita lo verteremos en el vaso a través de la espuma muy despacito para que quede flotando encima de la leche sin mezclarse, también podemos ayudarnos con la parte de atrás de una cucharilla para verter el café, el azúcar la podemos disolver en la jarrita de café o servirla junto con la cucharilla en el plato donde vamos a servir el latte macchiato.

Una vez terminado, veremos un hermoso café de tres capas con una pequeña mancha en la parte superior de la espuma por donde hemos añadido el café espresso. Y a disfrutar.

Consejos para hacer la mejor espuma de leche

  • La leche debe estar fría, si es posible tenerla en la nevera, de esta manera tendremos más tiempo para trabajarla antes de que la crema de la leche llegue a 65°.
  • La leche debe de ser entera, ya que tiene más grasas y proteínas para poder facilitar la obtención de espuma.
  • La leche no se debe de usar varias veces, ya que la desnaturalización de las proteínas impedirá crear la espuma deseada, en cualquier caso hay que dejarla enfriar.
  • No se puede calentar poca leche, porque tendríamos muy poca proteína y se calentaría demasiado rápido, llegando a sobrepasar los 65°.
  • La transformación de leche a espuma se consigue a unos 65°, pasando de estos grados la espuma empieza a desaparecer, ya que las burbujas se hacen demasiado grandes.
  • Si la punta del vaporizador la ponemos demasiado profunda en la leche, esta hará un ruido sordo y no incorporar aire, por lo que no se montará la leche.
  • Si la punta del vaporizador la ponemos en la superficie hará demasiado ruido y hará que las burbujas sean muy grandes, y desaparecerán.
  • El vaporizador debe de estar aproximadamente medio centímetro por debajo de la superficie de la leche, este es más o menos el punto ideal para lograr la espuma.
  • La posición del vaporizador debe de estar ligeramente desplazada hacia un lado de la jarra o vaso para permitir que el vapor haga girar la leche y formar espuma.
  • A medida que la leche se va convirtiendo en espuma deberemos de bajar un poco el vaporizador para que este siga estando a medio centímetro por debajo de la leche.
  • Si seguimos estos pasos y con un poquito de practica conseguiremos una excelente espuma que aguantará todo el tiempo necesario que el cliente necesite.

Duración
  • Realización para cóctel/es

SUSCRIBETE

Apolinar Román

Cafés RELACIONADOS

COMENTARIOS (0)

    ESCRIBIR COMENTARIO